Lo era todo

Ya lo sabemos, yo era un conglomerado de mundos diversos. Indefinida. Imposible de encasillar. Podía parecer de izquierda o de derecha, feminista o  un hombre haciéndose pasar por mujer. Podía inspirar asco o admiración, desprecio o ternura, deseo o repulsión. Sólo aquel que me hubiera seguido paso a paso y espiado en todos mis contactos con la gente podría haberse dado cuenta hasta qué punto era una camaleona. Según el lugar, el momento, los individuos, las circunstancias me mostraba

Prudente

Estúpida

Primitiva

Refinada

Taciturna

Locuaz

Inferior

Superior

Anodina

Profunda

Ágil

Pesada

Importante

Una nulidad

Vergonzosa

Descarada

Audaz

Cínica

Tímida

Noble

¡Qué no llegaba a ser!

¡Lo era todo!

¡Y nunca ha sido premeditado!

¡Es algo que está más allá de mi conciencia y nunca ha sido calculado!

Quienes me conocen de verdad tratan de comprenderme y casi siempre ríen ante mis múltiples transformaciones.

Quienes no me conocen y no quieren comprenderme se empeñan en creer que soy un ser dañino y despreciable.

6449887_4e95f835db_m

 

Anuncios

Autor: Elsy Rosas Crespo

Es más fácil si buscas mi nombre en Google.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s