Tefa, Juan y José

A Tefa la conocí en Twitter

A José lo conocí en Twitter

A Juan lo conocí en un salón de clase (yo era su profesora hace unos seis años, creo). El buen chico se quedaba siempre al final y hacía alguna pregunta y así terminamos tomando cafecito, luego fuimos amigos lejanos varios años y cuando se acabó mi bella historia de amor con Andrés el joven tímido se acercó un poco más y terminamos enredados en una apasionada historia de amor (presentida por José) que terminó en Twitter gracias a la aparición apoteósica de la exnovia celosa, posesiva y asfixiante.

Tefa y José han establecido una historia de admiración y odio sin haberse visto nunca

Yo me he visto con los dos: con Tefa y con José

José dice Pobre chica

Tefa dice Es un pusilánime

Pero los dos ven cualidades también, están pendientes el uno del otro todo el tiempo.

Varias veces le pregunté a Tefa:

¿Si te parece material tan defectuoso por qué no lo dejas de seguir y ya?, ¡ignóralo! Y ella respondió: a veces escribe cosas chéveres.

¡Ah! ¡Bueno!

Siempre que nos vemos con José me pregunta por Tefa, miramos fotos suyas y me dice que es una chica hermosa, yo le digo que sí. Hablamos un buen rato de su talento desperdiciado y el mar de confusión en el que vive y entre los dos jugamos a predecir el futuro. Yo soy mucho más optimista que José porque conozco mucho más a Tefa, fuimos amigas virtuales durante varios años y tuvimos largas y emotivas conversaciones telefónicas  en las que ella me contaba sus más íntimos pesares y deseos, por eso, cuando publicó su libro me emocioné tanto que la comparé con Rulfo y con Vallejo. Yo creo que tiene mucho talento pero está bloqueada como lo estuve yo misma hace un tiempo pero espero de todo corazón que escriba su segundo libro y supere un poco la tristeza y el dolor que la carcomen por dentro y hacen de su vida un completo tormento.

¿Por qué Tefa terminó cortando la amistad conmigo de forma radical?

Porque se creó un juego un poco macabro entre las dos: jugábamos a que éramos novias lesbianas y coqueteábamos con descaro desde nuestras cuentas de Twitter.

Ese juego público duró varios años y hace unos seis meses, en público también, yo le dije que me cansé de ese juego tonto, que no soy lesbiana, que me gustan los hombres, que pare la bobada. Eso la hirió bastante porque tal vez sí sentía un poco de amor y aunque yo la quería como una gran amiga nunca sentí nada más que eso, no soy lesbiana y creo que el juego tenía que terminar para que ella no se ilusionara más.

¿Le rompí el corazón?

Supongo que un poco, sí, fue un juego un poco cruel. Pero ella sabía que se trataba de un simple juego. Si no lo sabia lo siento y espero no volver a jugar a la lesbiana nunca más con ninguna otra mujer en la vida

Perdón.

A Juan también le gusta Tefa, siempre le ha gustado. Le parece una mujer hermosa, rebelde, excelente escritora, varias veces me dijo que le parece mucho mejor que yo en todo y soñaba con un trío bomba: Tefa, él y yo. Juan y yo abrigábamos el sueño de vivir esa experiencia erótica con otra mujer, planeamos varios veces, soñamos con varias pero somos muy torpes; ninguno de los dos sabe cómo se hacen ese tipo de propuestas y al final terminábamos muertos de la risa y abortando el plan.

Juan y José también se conocieron, yo los puse en contacto. Y la conexión fue inmediata. Nos parecía increíble a Juan y a mí, a José y a mí, que tres personas tan diferentes pudieran llegar a coincidir también de alguna manera. En un momento de la corta amistad entre ellos dos yo sentía que se querían más, que yo había quedado por fuera porque los dos hablaban con mucha emoción y admiración el uno del otro. Con Juan también llegamos a dudar si José no nos desearía un poco también pero no llegamos a fantasear en un trío con él.

Juan, José y Tefa son personas sensibles, a los tres les interesa el arte y están concentrados en eso, la idea más persistente en ellos es la de hacer una obra, algo grande. Cada uno tiene dificultades para lograrlo y con los tres hemos hablado ampliamente de eso.

Una vez le pregunté a Juan: ¿por qué personas como ustedes se acercan a mí? Soy una nerd, una señora que no sale nunca de su casa, una mujer sin experiencias, no me interesa consumir drogas ni alcohol, mi vida ha sido más bien una vida boba, sin nada digno de contar, en cambio ustedes, están llenos de experiencias, de rumba, viajes, lujos, de amistades exóticas…  Y Juan no me supo responder.

He recibido los mejores halagos y los peores insultos de parte de Tefa, Juan y José porque en algún momento se han sentido expuestos, como hoy, por ejemplo, pero también los tres han llorado casi de emoción cuando los exalto en mis bellas composiciones.

Supongo que los tres me recuerdan con cariño porque los tres me han dicho muchas veces que soy un ser excepcional con mucho talento y carácter y yo les creo, claro, sé de qué estoy hecha y gracias a ellos estoy llevando la autoficción al límite.

¿O no?

maxresdefault (2)

Anuncios

Autor: Elsy Rosas Crespo

Es más fácil si buscas mi nombre en Google.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s