Echar raíces

Vivo en esta casa desde hace doce años y por fin me siento cómoda dentro de ella, como una rata en su madriguera.

¿Por qué fue tan difícil aceptar de nuevo este Hogar?

Porque venía de vivir durante treinta y cuatro años en la misma casa y quería morir en ella como los grandes pero mi mamá no me dejó, me obligó a buscar mi propio refugio. No se lo agradezco porque ese tránsito obligado me dañó la biografía en Wikipedia pero al mal tiempo buena cara, como los grandes.

Ahora es diferente porque nos hemos convertido en un solo ser. La casa y yo; la casa es como otra especie de ruana que me acaricia y me da calor.

Me parece tan confortable que no quiero volver a salir de aquí.

Me gusta caminar por la calles de mi barrio

He visto envejecer a varios vecinos

Algunos han enloquecido

Otros se han vuelto amargados.

Aunque yo no les brinde ni siquiera el saludo ellos también me deben conocer un poco y se deben sentir orgullos de compartir la vida desde lejos con alguien como yo.

rata-madera-cola-tupida-madriguera

Anuncios

Autor: Elsy Rosas Crespo

Es más fácil si buscas mi nombre en Google.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s