El amor muerto como una mosca aplastada

en muchos aspectos

los buenos tiempos habían llegado por fin

aunque

seguía viviendo en un

apartamento derruido junto a la

avenida.

 

me había abierto paso a través

de muchos estratos de terrible

adversidad.

 

Siendo un tipo ignorante

con

sueños descabellados, al final

muchos se habían hecho

realidad (bueno, si

vas a probar suerte

más te vale pelear

por el premio gordo).

 

pero casi

de inmediato

(como suelen pasar esas cosas)

la mujer que amaba con locura

se largó

y empezó a

follar

de la mañana a la noche

con

desconocidos y

desconocidas

imbéciles

y (en honor a la verdad)

probablemente con alguna que otra

buena persona.

 

pero

(como suelen pasar esas cosas)

fue sin

aviso previo

y me dejó con

una lastimosa languidez

incrédula

y un doloroso absurdo

desgarramiento en el

corazón.

 

asimismo

al cambiar

las tornas

me salió

un inmenso

furúnculo

en la espalda

casi del tamaño de un

albaricoque, bueno, un

albaricoque pequeño

pero aun así una

monstruosidad y un horror.

 

arranqué el teléfono

de la pared

eché el pestillo

bajé las persianas y

me puse a

beber

solo para pasar

la noche, y

enloquecí, probablemente,

pero

en un nuevo sentido

extraño y

delicioso.

 

encontré una antigua grabación de

Careless Love

y la escuché

una y otra vez:

la desesperanza de

ese disco de blues

casaba exactamente con mi

jaula

mi lugar

mi propio ánimo

desencantado:

 

el amor muerto como una mosca

aplastada.

 

volví la vista atrás

deambulando por el pasado

reciente, caí en la cuenta de que como

ser humano

podría haber sido mucho

mejor, más majo, amable,

no solo con ella

sino también con

el tendero

el quiosquero de la esquina

la visita inesperada

el mendigo harapiento

la camarera cansada

el gato extraviado

el camarero soñoliento

y/o

etc.

 

seguimos quedándonos

a medias una y

otra vez

pero luego pensamos que

a fin de cuentas, tal vez,

no somos tan terribles

después de todo, y luego nos

encontramos con

una novia que

va follando por

ahí de la mañana a la noche

y además nos sale

un furúnculo casi del

tamaño de un

albaricoque pequeño.

 

¡ay, el remordimiento!

¡ay, la pena!

 

¡y esa grabación de

Careless Love

a todo volumen

una y otra

y otra vez!

 

Vaya temporada

dando tumbos entres botellas de cerveza

y whisky

la ropa sucia tirada

los periódicos sin leer

los pesares y

los recuerdos

todos esparcidos por la

habitación.

 

por fin lo superé

una semana después, solo

para encontrármela

en el umbral

a las 9 de la mañana de un

domingo

el pelo bien

arreglado,

la cara minuciosamente

maquillada,

con un vestido limpio,

sonriente,

como si hubiera

hecho borrón

y cuenta nueva.

 

-estaba allí plantada,

no era más que una

zorra

boba y

liante-

 

después de haber probado a muchos

otros y haberlos

encontrado (de

una manera u

otra)

insuficientes

 

estaba de

regreso (esperaba

ella)

mientras le ponía una

cerveza y

me servía whisky

en el vaso casi

vacío

 

oyendo

entretanto en

mi cabeza

aquella canción

imposible de olvidar sobre

el amor desconsiderado.

 

pero si mi amor por ella se

había acabado

algo distinto estaba a punto de

empezar

cuando cruzó las largas

piernas

me ofreció su sonrisa

radiante

y dijo,

alegremente: “bueno, ¿qué has

estado haciendo en mi

ausencia?”.

_2as_-cub.jpg-vp.873

 

Muy duro para que le importe

Hay un tipo grande y gordo que viene a verme, se sienta

en el sillón grande y se pone a fumar puros

y yo saco el vino

y lo servimos.

El tipo grande se lo despacha de un trago y yo

no me quedo atrás.

 

Fuma diez puros cada noche y bebe tanto

como yo.

No parpadea siquiera

yo tampoco.

 

Es mejor cuando estamos a solas porque nunca

habla con otros

Lo que más me gusta es que nunca perturba la

imagen que tengo de él

es un hijoputa de lo más duro y yo soy

un hijoputa de lo más duro

y nos vemos más o menos

cada 3 meses y montamos nuestro

numerito.

cualquier otra cosa

nos mataría

a los dos.

_2as_-cub.jpg-vp.873

 

 

 

 

Orientalismo rebajado

Yoga

Visualizar

Budismo zen

Budismo tibetano

El poder del ahora

Colorear mandalas

Buscar la iluminación

Perdonar y perdonarse

Ser consciente de la propia respiración

Meditar durante horas sentado ante una pared blanca

Cada quien escoge su camino, la forma de llegar a la sanación del cuerpo y del alma a través de métodos presentados en oriente por las mentes más brillantes, por los magos y los sabios que al parecer están más cerca de la verdad que los amantes de la materia y la realidad real, del mundo tangible representado en casas, carros, centros comerciales, helados, ropa, tarjetas de crédito… objetos para que los demás sepan de nuestra propia valía, los juguetes favoritos de los niños del mundo, los eternos hermanos menores, los hijos arrogantes que deben producir la risa de Dios porque creen que lo tienen todo cuando en realidad no saben nada y creen que meditando y respirando van a mejorar de empleo o van a atraer la prosperidad (económica).

La mayor parte de la gente en Colombia no lee libros. Aman los noticieros, los partidos de fútbol, las cirugías estéticas y la plata fácil sin necesidad de trabajar, no conocen la historia de oriente ni de occidente, no han leído filosofía ni literatura, pero a través del voz a voz sienten que se apropian de las ideas fundamentales, de lo que a lo largo del tiempo occidente ha tomado de oriente y sienten que viven la Gran Transformación porque han asistido a la conferencia o al curso del embaucador de moda que puede ser un humorista, un cantante, un futbolista, una prostituta o una ex Señorita Colombia y actual presentadora de farándula del noticiero de la noche, un hombre o mujer que se lucra a costa de la ignorancia, la confusión o la desesperanza ajena para robarles lo poco que todavía tienen, sea su esperanza o las pocas monedas que quedaban en el fondo de la mochila.

Todos respiran, todos meditan, se sienten iluminados y ayudan a otros a llegar a la iluminación, todos se sienten el pequeño Buda que da ejemplo con su propia iluminación y quieren instaurarse como maestros, como modelos dignos de ser imitados.

La Búsqueda puede parecer auténtica en el reino de la confusión, el desempleo, el abandono del Estado y desmoronamiento de la familia, la escuela, la iglesia y todo lo que parecía un territorio seguro para sentir que hay un motivo para levantarse de nuevo cada mañana y ponerse los zapatos con entusiasmo, para vivir con la ilusión de que todavía tenemos algo que nos anime a continuar.

Educación en Colombia

En nuestra pobre patria se le da demasiada importancia a lo que nos define como gente respetable: ¿Qué estudiamos? ¿Dónde estudiamos? ¿Dónde vivimos? ¿Cuánto ganamos? ¿Viajamos? ¿Cómo viajamos? ¿A dónde viajamos?

No importa lo que somos sino lo que tenemos y lo que representamos y lo gracioso del asunto es que la mayoría de los colombianos sobreviven con menos de dos salarios mínimos. Muy triste, pero eso somos: gente que vive de la apariencia aunque no tenga mucho para mostrar.

Para ser respetados por otros colombianos hacemos lo que no nos gusta hacer. Estudiar, por ejemplo.

Yo no quería estudiar porque me aburría mucho en salones compartidos con personas a las que no me interesaba conocer y con profesores que me inspiraban una mezcla de risa y pesar porque eran muy ignorantes, muy temperamentales o muy convencidos de su triste papel. Si me hubieran dejado tomar mi decisión consciente seguramente no hubiera termina ni siquiera la Básica Primaria porque desde niña sentía que todo lo podía encontrar en los libros. Sin profesores, tareas, guías ni repeticiones absurdas.

Pero estudié para ser complaciente con el público, para que se sintieran satisfechos cuando les dijera que soy profesional con maestría aunque tantas veces haya sentido que la universidad colombiana es retrógrada, conservadora y poco dispuesta a oír las opiniones de los estudiantes. Mi paso por la universidad fue una especie de tortura porque tuve que contenerme durante seis años para no decirle a mis profesores lo que pensaba de ellos y porque tuve que aceptar que me impusieran unas ideas y me hicieran creer muchas mentiras que algunas veces he repetido.

Ahora que ha pasado tanto tiempo me pregunto cómo será una verdadera universidad, un espacio académico con investigadores comprometidos, con estudiantes convencidos de que quieren hacer un aporte en artes o en ciencias, no simples seres humanos que ven la universidad como un espacio social en el que se encuentran con gente parecida a ellos porque pagaron determinada cantidad de dinero para ingresar a la prestigiosa institución.

Mi sospecha es que la mayoría de los estudiantes de educación superior en Colombia no llegaron a las aulas pensando en ser lo mejores, en llevar al país hacia el desarrollo, en aprender con entusiasmo y con amor, en consolidarse como seres humanos éticos y comprometidos sino que estudian para complacer a la familia, para hacer sentir mal a los compañeros de bachillerato que no tuvieron plata para estudiar en universidad privada o no pasaron el examen de admisión en la pública.

En Colombia los jóvenes deberían rebelarse, estudiar sólo si de verdad lo desean, no deberían ser tan complacientes con la familia y no deberían ser tan sumisos ante las exigencias sociales. Un país de pobres presumiendo porque pagan millones en una universidad privada para saber que siempre ganan los mismos: los dueños de las universidades y los banqueros.

 

Mercado de lágrimas

Ayer apareció en Facebook el gran amor de mi vida, el primero, inocente, puro y perfecto, el que pensaba que iba a ser para siempre porque yo era una niña inocente y pura que no había vivido casi nada. La mayor parte del tiempo de esa vida tan corta había transcurrido entre libros y cometas que elevaba en la terraza de mi casa todas las tardes de todos los días de la semana. Lo conocí y era el hombre perfecto y todos y todas pensaban que lo era: inteligente, talentoso, tranquilo,  gracioso, sincero, apasionado, detallista, hermoso… No lo pensaba yo, lo pensaba toda la gente que lo conocía, era un niño hermoso de 18 años que medía 1.80 y ponía nerviosas a las niñas bonitas. Cuerpo perturbador, sonrisa perfecta. No era una ilusión óptica, era real tanta maravilla hecha carne y yo era La elegida.

La novelita se acabó y yo casi me muero porque pensaba que era para siempre, una historia de amor para toda la vida como en las telenovelas que nunca vi pero imagino muy dramáticas como mi triste historia de amor. El también estaba atado al sentimiento, llegó a pensar que yo era una especie de bruja que lo atrapaba con plantas poderosas, un día me lo dijo temblando de ira y a punto de echarse a llorar de impotencia porque soñaba con tener más novias, los dos éramos el primer amor de nuestras vidas, los dos sentíamos que no podríamos separarnos jamás, más yo que él.

El conocía a otras mujeres y siempre regresaba vencido, diciendo que no podría vivir sin mí, así transcurrieron doce años de nuestras cortas vidas. Hasta que un día apareció un amigo que se interpuso entre los dos de forma violenta sin conocerlo a él. Me sugirió que dejara la bobada y lo sacara de mi vida con violencia desmedida, como en las telenovelas que nunca vi, con mucho drama. Lo hice y funcionó, desapareció gracias a mi drama durante quince años, pero anoche volvió a aparecer.

Hablamos una hora hoy y a continuación compartiré con la distinguida clientela los pasajes más emotivos de tan excepcional encuentro virtual:

Hola, ¿Cómo estás? ¿Qué hay de tu vida? Espero que bien.

Bien. ¿Usted cómo está?

Hola bien, en Bogotá esta semana

No me diga. ¿Y acaso no vive en Bogotá?

No, me fui desde el 2007 y estuve viviendo en Venezuela hasta el año pasado pero ya no aguanté más

¿Y usted se casó? ¿Tiene hijos? ¿Con quién vive la señorita?

Tuve marido tres años pero nos aburrimos, vivo sola

Sí, a veces viene bien la soledad, pero no es buena consejera

Yo he vivido sola durante mucho tiempo y me gusta

¿Ve?, tengo buena memoria

Sí, muy buena memoria

Bueno, es difícil que las cosas buenas se olviden y con usted compartí cosas muy buenas
Sí. Buenos recuerdos. El primer amor
Yo fui papa a los 39 tengo una niña de 6
Yo también tenia mis dudas pero ha sido una experiencia gratificante
Yo tengo suficiente con los sobrinos. Tengo sobrinos de 30 y de 2
Yo pienso que las personas que pasan por nuestras vidas indistintamente si son buenas o malas, cumplen una función formadora en nuestro crecimiento
Mi esposa venezolana es acuario del mismo día 2 pero nos llevamos terrible
¿Por qué decidió hablarme después de tanto tiempo?
Bueno, por lo dicho anteriormente. Hay personas que pasan por nuestras vidas y aportan algo y eso hace que no se deshechen y sean arrojadas a la caneca del olvido
Sí. Le deseo mucha suerte en todo. Ojalá se vuelva a encontrar pronto con su esposa y su hija y sean muy felices
Me gustaría algún día verla y tomar un café y charlar
Pero para qué. Somos otros. No nos vemos hace mucho tiempo
Sí, no sé cuántos años han pasado
Muchos
Ok, la dejo, no le quito mas tiempo. Esta ciudad ha cambiado mucho, y no para bien, ok
Lo mismo. Mucha suerte en todo

Como en el punk

“Muy buena labor la que hace y me emputa que la gente no se lo reconozca, aunque debe tener muchos lectores explícitos y callados, claro. Usted tiene que seguir firme en la independencia, la autogestión, y escribir más en el blog, cada vez escribirá mejor y luego recopila en libros. Y para la Luis Ángel Arango. Usted es punk sin saberlo”.

Ahora la transcripción de un audio de mi manager, asesor de imagen y guía espiritual.

Con ustedes Juan Sebastián Lozano:

“Hoy estaba, ah, bueno, anoche me puse a, a mirar, a leer su blog y hay cosas muy buenas, yo no sé por qué los últimos yo no los había leído y estaba leyendo todo eso que usted puso de las conversaciones que teníamos  nosotros, del simio lujurioso y otras. Muy bonito, todo eso le quedó muy bien. No sólo eso sino que leí alguna crítica por ahí a Catalina y a Virginia Mayer y a mí me pareció muy coherente a pesar de que algunas cositas ahí que no estoy de acuerdo pero, en general me pareció coherente y están muy bien escritas y muy buenos. Estaba pensando que por qué la gente no reconoce eso, la gente es muy mezquina ¿No? Esos posts que usted tiene ahí son muy buenos, incluso hay uno de, de las cartas, que usted nombra de los Arcanos, que yo soy Marte y que nací el 9 de julio y no sé qué, que me encantó. Eso puedo ser un cuento. Incluso parece, es mejor que, parece un cuento de esos de Bolaño, de Las putas asesinas, pero muy chévere, muy buenos, y me emputa que la gente no reconozca eso, claro, porque de pronto por escribirlo gratuito y eso ¿No? Si estuvieran en un libro o algo así sería distinto. Pero también pienso que el medio es el mensaje y que el espacio para eso es el blog, para eso que usted hace. Pero me parecieron muy buenos y entonces retiro mi, la leí y la admiro más, en serio, retiro mis cosas cuando le decía que a veces no me convencía lo que escribía. Esto, esto que leí anoche me convenció mucho, las cartas sí me dio un poco  pereza leerlas, la verdad, pero esto que escribió, que ha escrito últimamente, muy bueno. Me ha gustado mucho y la felicito.